Prepárate para trabajar en casa

La empresa donde laboras ya te aprobó teletrabajo pero, ¿Estás preparado?

Revisa tu plan de Internet

Si necesitas intercambiar materiales pesados y tienes una conexión básica es momento de actualizarla. Trata de organizarte en casa para tener momentos de uso exclusivo de la red si necesitas hacer envíos pesados. Algo muy importante es que revises la velocidad de "upload" o subida pues no todos los proveedores ofrecen velocidad simétrica. Cuando vemos la oferta regularmente sólo se enfocan en el "download" ó velocidad de descarga.

Incluso el comparador del ift sólo menciona la velocidad de download.

Revisa las políticas y dinámicas del equipo de soporte técnico y redes

Héroes sin capa, son parte fundamental, después de la aprobación de los directivos, para que el trabajo en casa sea una realidad. Respeta los horarios de atención (derecho de desconexión) y revisa las guías que ha generado el área para resolver problemas básicos. En caso de requerir asistencia directa en tu equipo de manera remota verifica que software se ha designado para dicho propósito. Teamviewer o Anydesk, por mencionar algunos.

Revisa tu equipo de cómputo

Si tu centro de trabajo te designa un equipo para colaborar desde casa úsalo únicamente para este fin. Si vas a utilizar tu equipo personal verifica el estado de tu equipo: Actualizaciones, seguridad, respaldo, espacio, desempeño. Si es para tu equipo personal pide apoyo de amigos o del personal de TICs y remunera su apoyo para que tu equipo tenga un mejor rendimiento.

Revisa tu software

Algunas licencias (adobe por ejemplo) permiten instalar el software hasta en dos equipos. Verifica las condiciones del proveedor. En caso de no tener el software original busca alternativas gratuitas en internet (como libre office o G Suite, ambas alternativas a Microsoft Office )

Coméntalo en casa

La comunicación siempre es importante. Organízate en casa de la mejor manera posible para atender las actividades laborales.

Designa tu lugar para trabajar en casa

Cuida al menos tres detalles: Ergonomía, Iluminación, concentración. Cuida la postura al elegir bien tu mobiliario. Si trabajas en escritorio elige bien tu asiento y utiliza soportes lumbares, una almohada pequeña puede funcionar. La calidad de luz solar siempre será la mejor. Cuida el brillo de tu monitor, prueba las interfaces oscuras; úsalas sólo si notas mejoría y reducción de la fatiga visual. Aléjate de estímulos que te generen distracción. Aplica las 5S tanto en tu lugar de trabajo como en tu equipo de cómputo.

Papelería complementaria

Prepara tus herramientas adicionales y organízalas. Si utilizas variedad de herramientas trata de segmentar tus actividades y prepara sets o bloques de herramientas para cada segmento.

Designa un horario para trabajar

Inicia con una propuesta de horario de trabajo. Si trabajas de manera independiente organiza tu tiempo con las actividades en casa. Si colaboras con un equipo presenta una propuesta inicial de horario acorde a tu organización personal y justifícala. Atiende a los ajustes para que el horario se defina de manera benéfica para el grupo de trabajo en conjunto.

Al final de la ruta Pomodoro te proponemos dos horarios para dos escenarios distintos